READING

Para los marketers de vocación el marketing respon...

Para los marketers de vocación el marketing responsable no es moda

Marketing responsable.

Hay palabras rotas que necesitan ser reconstruidas. Una de ella es la palabra marketing, de origen anglosajón, significa el arte de poner un producto y un servicio en el mercado para que ayude a satisfacer una necesidad de un grupo de personas. Pero la triste realidad es que hoy en día, en algunas ocasiones se utiliza la palabra marketing como un sinónimo, casi, de engaño. ¡Ay, y a los marketers de vocación como nos duele… de verdad! Cuántas veces hemos escuchado: <<Esto es marketing>> como sinónimo de: <<Esto no es verdad, es una mentira que se han inventado para vender y crearnos la necesidad del producto>>. Pues no, señores, están muy equivocados, el marketing va más allá de vender, es vida. Y más, si hablamos de marketing responsable.

Entonces, ¿qué es el marketing responsable? Es una filosofía de gestión y un sinfín de actividades que pone a la persona en el centro del mercado, haciendo que sea el mercado el que sirve a la humanidad y no al revés. Los líderes de las empresas tienen la obligación de poner las marcas al servicio de una visión más elevada de la persona.

El marketing responsable es cuando conectamos al marketing con la parte más positiva, generosa, humanista y espiritual de nuestra marca. Palpita un marketing que nos conecta con la parte más bondadosa de nuestro ser, con valores éticos y morales. Un marketing que transmite valores, es un marketing real, no solo ofrece beneficios a la empresa, sino que también a su audiencia y lo que es más importante a la comunidad.

Las marcas abanderadas de practicar un marketing responsable son brands que además de cumplir con el marco legal, van un paso más allá para satisfacer las expectativas de sus stakeholders internos y externos. ¿A qué leyendo este párrafo se te ha venido a la mente una marca que te inspira para tu green lifestyle? Por ejemplo, Ecoalf, una marca que convierte residuos en ropa. Mola, ¿eh?

Ser responsables en la comercialización de un producto no es suficiente, cuando nos referimos a un concepto tan amplio y sabio como <<marketing responsable>> involucramos la sostenibilidad y responsabilidad en toda nuestra cadena de valor y producción del bien o servicio, y en educar al consumidor en sus necesidades.

Cada vez los mercados son más consumistas y los consumidores compran más de forma compulsiva. Aquí, es donde las marcas responsables juegan un papel vital, tienen el desafío de utilizar las herramientas de marketing como mecanismo para conocer más al cliente y ofrecerle lo que realmente necesita en el momento adecuado.

Es decir, como marketers responsables porque lo somos, eh, no lo parecemos como otros; tenemos la obligación de fijar precios justos, que la producción se realice en países desarrollados y no que una parte del mundo sea esclava de la otra, y sobretodo que nuestra atención como profesionales se centre en las personas, y no en una cuenta de resultados.

Estas visiones de negocio, tienen que ver con el verdadero propósito de una empresa. Una compañía debe reconocer su valor transcendente para la sociedad.

Desde que las empresas descubrieron que, ser responsables es uno de sus principales activos para que puedan desarrollarse de manera sostenible en el tiempo, las organizaciones han cambiado mucho. 

Cambia, no te quedes en el camino.


ENTRADAS RELACIONADAS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *