READING

P&G apela a nuestra parte más emocional con s...

P&G apela a nuestra parte más emocional con su nuevo spot

P&G apela a nuestra parte más emocional.

En entornos volátiles y competitivos como el actual, es más importante que nunca que las marcas sean capaces de establecer y mantener relaciones duraderas con su audiencia. Y para ello, la emoción es un pilar fundamental.

La inteligencia emocional juega un rol clave en la construcción de marcas, porque refuerza y potencia la conexión emocional que tenemos con ellas.

Y, ahora, la pregunta mágica <<¿Somos más racionales o emocionales?>> Procter & Gamble tiene la respuesta en su nueva campaña de Vicks <<Learning to Love>>, a través de este spot de 4 minutos apela a nuestra parte más emocional.

Algunas campañas nos enamoran, y otras nos emocionan. En tan sólo 4 minutos de spot consiguen ponernos la piel de gallina. ¿Cómo lo consiguen? Con un storytelling basado en un hecho real, cuentan la emocionante historia de un hombre que adopta a un bebé abandonado y siente el auténtico poder del amor.

El anuncio muestra la historia de un joven que vive en una casa desastrosa, al que le molestan los llantos continuos del bebé de sus vecinos. Cuando se acerca a la casa de sus vecinos para quejarse del ruido, se encuentra a un bebé abandonado.

Entonces, se ve obligado a cuidar del pequeño e inevitablemente termina queriéndole, ¿quién puede resistirse al amor y ternura que transmite un bebé? Nadie, por eso, cuando llegan los servicios sociales para hacerse cargo del menor, el protagonista ha cambiado radicalmente su forma de ver la vida y decide hacerse cargo del bebé.

Esta campaña es un claro ejemplo de <<cómo la publicidad emocional puede transmitir mensajes que consiguen quedarse en la memoria del consumidor a largo plazo>>.


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *